Archivo de la etiqueta: salsa

Receta de spaghetti con butifarra y salsa de tomate al vermut

E-mail Me gusta

Puede parecer una simple plato más de pasta italiana, pero esta es mucho más que eso, ya que supone una deliciosa sensación placentera desde el primer bocado.

Para dar un uso más a la deliciosa salsa intensa de tomates con chocolate y vermut, he preparado esta receta utilizando otro ingrediente delicioso, la butifarra catalana en lugar de chorizos o carne picada, ya que su sabor especiado me recuerda bastante a las salchichas picantes italianas.

Ingredientes para 4 personas300 g de pasta larga italiana, 20 g de sal, 4 butifarras, salsa de tomate frito al vermut, orégano, pimienta negra y queso parmesanoCómo hacer unos spaghetti con butifarra y salsa de tomate al vermut

Como siempre decimos al preparar una receta italiana de pasta, hay que tener lista la salsa antes de cocer la pasta porque una vez ésta esté cocida hay que servir inmediatamente. Por eso comenzamos poniendo una sartén a calentar con un par de cucharadas de aceite de oilva virgen extra.

Cuando la sartén esté bien caliente, añadimos la carne de las salchichas, que habremos sacado de su piel y desmenuzado en trozos pequeños más fáciles de manejar. Los vamos dorando y mientras hacemos esa operación, vamos aplastando con una cuchara de palo para que se desapelmace la carne.

Una vez empiece a dorarse, añadimos el tomate frito con chocolate y vermut. Si no tenéis hecha esta salsa de tomate, podéis añadir salsa de tomate normal, incorporando un par de cucharadas de vermut y rallando dos onzas de chocolate. Removiendo un rato obtendréis al menos el sabor intenso de esta salsa y si os gusta, la preparáis otro día.

Ponemos ya a cocer la pasta en una cacerola grande con agua y la sal dejando que cueza el tiempo indicado por el fabricante menos dos minutos. Entonces, la escurrimos y la pasamos a la sartén de la salsa y la salteamos durante los dos minutos que le faltaban hasta que se hayan integrado bien los sabores.

View the Original article

Receta de pollo crujiente con salsa de mayonesa picante

E-mail Me gusta

No sé qué tiene el picante que resulta tan atractivo. No es un sabor especialmente agradable ni durante ni después de la comida, pero aún así no podemos evitar caer en la tentación una y otra vez, por lo que si vais a preparar este pollo crujiente con salsa de mayonesa picante, sabed que será imposible resistirse a coger un trozo tras otro.

Y es que, a pesar de su aspecto inofensivo, estos trocitos de pollo esconden un rebozado ligeramente picante que le aporta un sabor único, aunque sin pasarse de picante, dejando esa misión a la mayonesa, que es la que aporta el extra de picante para los que quieran emociones fuertes.

Ingredientes para 2 personasPara el pollo: 1 pechuga de pollo cortada en dados (350g), 100ml de leche, 1/2 limón, 1 huevo, 100g de harina, 50g de almidón de maíz, salsa picante (Tabasco), pan rallado, sal y pimientaPara la salsa: 2 cucharadas de mayonesa, 1 cucharadita de miel, 2 cucharaditas de tabascoCómo hacer pollo crujiente con salsa de mayonesa picante

Los empanados tradicionales conllevan pasar la carne por huevo, harina y pan rallado. El empanado de esta receta va un poco más allá para conseguir un rebozado más crujiente y a la vez suave, jugoso y sabroso, sin olvidarnos del punto de picante.

Empezamos cortando la leche con el zumo de medio limón. Simplemente añadimos el zumo de medio limón a la leche y la dejamos unos 10 minutos a temperatura ambiente. Transcurrido ese tiempo, mezclamos en un cuenco la leche, la harina, el almidón de maíz y el huevo. Añadimos también una cucharadita de tabasco y ajustamos de sal y pimienta.

El siguiente paso es bañar los dados de pollo en la masa que hemos preparado. Después lo impregnamos bien de pan rallado y vamos friendo los trozos en una sartén con abundante aceite caliente. Retiramos del fuego y dejamos que se escurra el aceite sobrante en papel de cocina.

View the Original article

Bacalao con salsa de almendras. Receta

E-mail Me gusta

En casa, hay que reconocer que el pescado no triunfa, por eso tengo que buscar recetas como este bacalao en salsa de almendras que lo enriquezca un poco. Tendré que hacerla más a menudo porque nos gustó mucho a todos, pues mis hijos me dijeron que “no parecía pescado”, todo un cumplido.

Usé bacalao congelado al punto de sal, porque este pescado si está soso no vale nada. Sólo tuve que dejarlo descongelar previamente, pero si lo preferís podéis usar bacalao salado que habréis dejado en la nevera en agua durante 24 horas, cambiándola cada 8 horas.

Ingredientes para 6 personas6 lomos de bacalao desalado, 150 g de almendras peladas tostadas, 1 rebanada de pan, 5 dientes de ajo, unas hebras de azafrán, 1 cebolla, 1 dl de tomate triturado, 1 vasito de vino blanco, aceite de oliva y sal.Cómo hacer bacalao con salsa de almendras

Empezamos pelando los ajos y cortándolos en láminas finas. Los doramos ligeramente en una sartén con 2 cucharadas de aceite y los retiramos. Freímos el pan en el mismo aceite y lo retiramos también. Agregamos una cucharada de aceite a la sartén y freímos las almendras.

Preparamos un majado en el mortero o robot con los ajos, la rebanada de pan, el azafrán, la mitad de las almendras y una pizca de sal. Lo desleímos con 2 cucharadas de vino y un poco de agua. Calentamos 3 cucharadas de aceite en una sartén que pueda ir también al horno y rehogamos la cebolla pelada y picada.

View the Original article

Ensalada de Patatas con Salsa Ranchera

En verano las ensaladas son todo un básico, bueno, nosotros las tomamos durante todo el año pero es ahora cuando más apetecen por lo refrescantes que son y porque se preparan en un momento. Esta ha sido todo un descubrimiento y lo mejor es que la salsa es totalmente casera y está libre de lácteos y de huevo.

La salsa ranchera o aderezo ranchero es el aliño para ensaladas más popular de Estados Unidos. La versión original no es vegana, pero ha sido muy fácil veganizarla y estamos muy contentos con el resultado.

View the Original article

Salsa intensa de tomate con chocolate y vermut. Receta

E-mail Me gusta

Desde muy niño, en casa siempre he visto hacer tomate frito casero y siempre recuerdo a mi madre y mi abuela friendo tomates. Quizás por ese motivo, en casa siempre hacemos nuestra propia salsa de tomate y por eso me ha encantado descubrir la que os voy a presentar hoy, una salsa intensa de tomate con chocolate y vermut. Sí, lo habéis leído bien. Con chocolate y vermut.

Cuando vi esta receta en el libro Chocolate Gourmet del que hace unos días os hablaba mi compañera Pam, supe que tenía que hacer esta receta y probar su sabor.

View the Original article

Magret de pato con salsa de grosellas. Receta

E-mail Me gusta

Se nota que en mi huerto este verano crecen los frutos rojos a lo loco, pues si el otro día os traía una deliciosa pannacotta de yogur con grosellas hoy no he podido resistirme con este magret de pato con salsa de grosellas, una combinación irresistible de la sabrosa carne de ave con el sabor ácido de esta fruta tan vistosa.

Como llevo haciendo desde hace tiempo, cocino el magret a la manera que os había explicado en esta última receta, mucho más lento y sin meterlo al final en el horno, consiguiendo de esta forma una carne jugosa y en su punto.

Ingredientes para cuatro personas2 magrets de pato, 150 g de grosellas frescas, 225 ml de vino tinto seco, 225 ml de caldo de pollo, 15 g de mantequilla, 180 ml de agua, 90 g de azúcar, sal y pimienta.Cómo hacer magret de pato con salsa de grosellas

Comenzaremos preparando la salsa de grosellas. Par ello en un cazo mezclamos el azúcar con el agua y ponemos a fuego suave hasta que se disuelva. Aumentamos el fuego y llevamos a ebullición. Cuando el almíbar esté hirviendo, añadimos las grosellas limpias de tallos y ramitas y cocemos todo junto durante cinco minutos, dejándolas posteriormente enfriar en el jarabe.

Mientras en otra olla echamos el vino tinto seco, sal y pimienta y lo ponemos a reducir durante diez minutos a fuego medio. Cuando pase el tiempo añadimos el caldo de pollo y volvemos a dejar reducir otros cinco minutos, agregamos la mantequilla y las grosellas coladas del almíbar, añadiendo un poco de éste si vemos la salsa muy espesa. Cocemos todo junto cinco minutos más y retiramos del fuego.

Para preparar la carne comenzaremos limpiando de nervios y grasillas los magrets y les realizamos unos cortes en forma de rombos en la parte de la piel, con cuidado de no llegar a la carne para que no se pierdan por ahí los jugos.

Seguidamente ponemos una sartén al fuego y doramos los magrets, comenzando por el lado de la piel a fuego suave durante veinte minutos, iremos tirando la grasa cada cierto tiempo a medida que se vaya derritiendo.

Los últimos cinco minutos voltearemos los magrets por el otro lado y dejaremos que terminen de hacerse, finalmente los salpimentamos. Una vez pasado el tiempo los envolvemos en papel de aluminio cinco minutos, cortamos en lonchas y servimos con la salsa.

View the Original article