Archivo de la etiqueta: postre

Crêpes de plátano y mermelada de albaricoque. Receta de postre

E-mail Me gusta

Ya os dije que una de las ventajas de hacer crêpes es que una vez preparada una buena torre, ésta se puede congelar y por eso, con los que me sobraron al hacer los crêpes de pollo, puerro y maíz, he preparado una deliciosa receta de postre, unos crêpes de plátano y mermelada de albaricoque.

Para hacerlos, basta sacar del congelador los crêpes y dejarlos a temperatura ambiente durante un cuarto de hora. Y con este relleno especial, tenemos lista un postre fácil y rápido que se prepara como veréis ahora, en unos minutos.

Ingredientes para 4 personas8 crêpes (125 g de harina, 2 huevos, 25 g de mantequilla, 250 g de leche y una pizca de sal. Mantequilla para cocinarlas)Para el relleno 3 plátanos y 4 cucharadas de mermelada casera de albaricoque o de melocotónCómo hacer crêpes de plátano y mermelada de albaricoque

Para hacer las crêpes, mezclamos la harina con los huevos y vamos incorporando poco a poco la leche y la mantequilla derretida. Dejamos reposar la masa resultante media hora en la nevera. Hacemos las crêpes poniendo un cucharón de masa en la sartén bien caliente y los vamos apilando según los terminemos.

Si usamos crêpes congelados de otro día, los descongelamos lentamente a temperatura ambiente. Luego será suficiente con pasar cada crêpes por la sartén durante 30 segundos por cada cara para tenerlos como recién hechos.

Para preparar el relleno cortamos los plátanos en rodajas y los salteamos en una sartén con una cucharadita de mantequilla o aceite. No los dejamos demasiado tiempo para que no se deshagan. Cuando empiezan a derretirse, añadimos la mermelada.

Salteamos el conjunto hasta que se amalgamen un poco los dos ingredientes y reservamos. En otra sartén, calentamos 30 segundos las crêpes de una en una y cubrimos la mitad con el relleno, doblándola y sirviéndola inmediatamente.

View the Original article

Falso sushi de plátano y pistachos. Receta de postre

E-mail Me gusta

Me encantan estas recetas que tienen un aspecto original y sorprendente, que entran por los ojos y alegran a los comensales cuando las llevamos a la mesa. Ese es el caso de esta receta de postre, un original falso sushi de plátano y pistachos que en cuanto probéis vais a repetir a menudo.

La verdad es que de sushi solamente tiene el aspecto de maki-roll porque en sentido riguroso sólo puede ser sushi lo que esté preparado con arroz avinagrado, ya que ese es el significado en japonés de dicha expresión. Pero estos rollitos de plátano, hojaldre y pistachos cuyo sabor recuerda a los postres árabes, están tan ricos que sean un falso sushi o no, os van a encantar.

Ingredientes para 4 personas2 plátanos medianamente maduros, (amarillos pero no marrones), 1/2 lámina de hojaldre refrigerado, 2 cucharaditas de azúcar moreno, 1 yema de huevo, 20 pistachos, miel de palma (opcional)Cómo hacer un falso sushi de plátano y pistachos para el postre

Ya os habréis imaginado que esta sencilla receta de postre consiste en envolver los plátanos en hojaldre y hornearlos pero os doy las pautas para que salga todo perfecto. Pelamos los plátanos, retiramos las hebras y los espolvoreamos con una mínima capa de azúcar moreno.

Cortamos unos rectángulos de masa de hojaldre bien estirada y envolvemos los plátanos sin dejar demasiada capa de hojaldre, prácticamente la necesaria para envolverlos bien y sellar el cierre. Batimos la yema de huevo y barnizamos con ella toda la superficie del hojaldre.

En horno precalentado a 200ºC horneamos durante unos 10 minutos hasta que el hojaldre se dore. Mientras se hornean los plátanos dentro del hojaldre vamos triturando los pistachos pelados en un mortero hasta que sean como el granillo de almendra. Retiramos las pieles moradas del pistacho y lo reservamos.

Sacamos los plátanos del horno, cortamos en rodajas de 2 cm aproximadamente y las colocamos en una fuente apoyando cada rodaja sobre la anterior. Normalmente el plátano habrá encogido ligeramente con el horneado por lo que puede salirse de su envoltura dorada de hojaldre. Si queréis usar miel de abeja o de palma, añadid un hilo longitudinalmente sobre la fila de rodajas de plátano y completad añadiendo los pistachos sin escatimar.

View the Original article

Crumble de fresas, postre de temporada


Estamos en temporada de fresas y hay que aprovecharlo. Podemos comerlas solas a media mañana o acompañadas de nata, yogur o zumo de naranja como postre. También podemos salirnos de lo habitual y elaborar gelatinas caseras o estupendas crumbles de fresas como esta que os animo a probar.

El crumble no deja de ser un “pastel” de frutas caliente que suele servirse acompañado de helado o natillas bien frías ¡todo un contraste!. Las fresas se recubren con con una mezcla de harina, manteca y otros ingredientes como frutos seco o cereales y todo ello se cocina al horno hasta que la crumble está dorada. ¡Delicioso!

Ingredientes

Para 4 personas

500 g. de fresas15 g. de harina50 g. de azúcar1 cucharadita de ralladura de limón

Para la crumble

100 g. de mantequilla170 g. de harina50 g. de harina de almendra40 g. de copos de avena40 g. de almendras crudas100 gramos de azúcarUna pizca de salElaboraciónPreparamos la cubierta mezclando en un bol la mantequilla en trocitos, las harinas, los copos de avena, las almendras crudas trituradas y el azúcar. Mezclamos con las manos hasta lograr que la mezcla se asemeje a una migas de pan. Dejamos reposar la mezcla en el frigorífico durante 30 minutos.

Mientras, lavamos las fresas, las secamos con papel absorbente y las cortamos bien en mitades bien en cuartos, dependiendo del tamaño de las mismas.

Mezclamos los trozos de fresa con la harina, el azúcar y la ralladura del limón.

View the Original article

Coulant de chocolate, delicioso postre para tu pareja

Todos sabéis que el chocolate nos chifla a la mayoría de las mujeres, pues bien, hoy os presentamos un rico y delicioso postre de chocolate para que se lo realicéis a vuestras parejas con motivo de algún festejo romántico como el aniversario.

El coulant de chocolate es una receta francesa, la cual se base en una base de bizcocho donde el interior está líquido. Es recomendable comerlo caliente y acompañarlo de alguna fruta de temporada o algún helado, para hacer ese contraste de frío y calor.

Ingredientes4 huevos.115 g de chocolate fondant.75 g de mantequilla.75 g de azúcar.75 g de harina.Preparación

En primer lugar, cascaremos los 4 huevos enteros en un bol y lo batiremos con unas varillas junto con la cantidad de azúcar. Removeremos enérgicamente para que las yemas no cristalicen.

Después, derretiremos tanto el chocolate como la mantequilla en el microondas unos minutos en la opción de descongelar. Sino tenéis esta opción, ir poniendolo en pocos minutos hasta que estén totalmente fundidos.

Luego, agregaremos estos ingredientes al bol de los huevos y removeremos de nuevo. Debemos a segurarnos de que todo se integra en cada paso.

Seguidamente, añadiremos la harina y removeremos otra vez hasta conseguir una crema homogénea. Esto lo repartiremos en moldes individuales, los cuales introduciremos unas 12 horas en el frigorífico o 2 horas en el congelador.

Por último, hornearemos a 200º C unos 10-12 minutos. Esta es la dificultad del coulant, ya que su interior debe quedar líquido, así que ir probando con el horno y los tiempos hasta dar con el punto exacto. Acompañar con fruta fresca o helado.

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación 10 minutos

Tiempo de cocinado 12 minutos

Tiempo total 22 minutos

Kilocalorías por ración 478

ComentarCategorías Postres, Recetas SencillasEtiquetas coulant, Coulant de chocolate, Receta de coulant de chocolate

View the Original article

Gajar barfi o dulce de zanahoria. Receta de postre hindú

Añadimos la mezcla nata y leche, removiendo hasta que quede todo bien amalgamado. Incorporamos el cardamomo molido, bajando el fuego al mínimo y cocinándolo un par de minutos más. Retiramos del calor y echamos esta mezcla en el molde molde, aplanando la superfície para que quede bien repartida y coja forma.

Picamos levemente las almendras y los pistachos, y los repartimos sobre la masa del molde, presionando suavemente para que queden incorporados en ella. Dejamos enfriar unas cuatro horas en la nevera antes de desmoldarlo y cortarlo en cuadraditos para servirlo.

Tiempo de elaboración

View the Original article

Tarta fina de naranja sanguina y avellana. Receta de postre

Comentarios 3 Me gusta 5 Tweet

Este año casi se me vuelve a pasar la temporada de uno de mis cítricos favoritos, y es que siguen sin ser muy habituales en los mercados. Menos mal que encontré de casualidad unos buenos ejemplares y no dudé en llevármelos a casa, pues tenía claro que quería hornear algún postre con esta fruta. Esta receta de tarta fina de naranja sanguina y avellana es toda una delicia, y muy sencilla de elaborar.

A mí me gusta mucho el sabor de las sanguinas, pero si vuestra fruta es demasiado ácida se podrían caramelizar ligeramente antes de colocarlas en la masa de la tarta. Pero si las cortamos finitas, retirando la parte blanca, y las espolvoreamos con azúcar moreno, para mi gusto no hace falta más. La avellana molida aporta un toque estupendo a la masa, aunque se puede omitir si no tenemos a mano.

Ingredientes para un molde de unos 24 cm de diámetro100 g de harina de repostería, 30 g de harina integral, 10 g de avellana molida (o sólo 40 g de harina integral) 100 g de azúcar, 1 sobre de azúcar vainillado (2 cucharaditas) 1 huevo L, 1/2 cucharadita de levadura química (impulsor), 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico, 1 pizca de sal, 45 g de mantequilla sin sal, 3-4 naranjas sanguinas, 2 cucharadas de azúcar moreno.Cómo hacer tarta fina de naranja sanguina y avellana

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde redondo bajo, o cubrir el fondo con papel sulfurizado. Colocar en un recipiente la harina, la harina integral, la avellana molida, el azúcar, el azúcar vainillado, la levadura química, el bicarbonato sódico y la sal. Mezclar bien con unas varillas.

Añadir el huevo y la mantequilla cortada en trozos. Batir ligeramente con las varillas y a continuación mezclar a mano, estrujando bien la masa para incorporar la mantequilla, hasta obtener una masa homogénea, algo pegajosa pero maleable. Colocar en el molde, apretando bien, dejando ligeramente más gruesos los bordes.

Pelar las naranjas sanguinas a lo vivo, sin dejar demasiada parte blanca y desechando los posibles huesos. Cortar en láminas no muy gruesas. Distribuir en el molde, cubriendo la máxima superficie posible. Espolvorear con azúcar moreno y añadir un par de cucharadas de crocanti de avellanas o almendras. Hornear durante unos 45-50 minutos.

View the Original article

Tarta fina de naranja sanguina y avellana. Receta de postre

Comentarios 3 Me gusta 5 Tweet

Este año casi se me vuelve a pasar la temporada de uno de mis cítricos favoritos, y es que siguen sin ser muy habituales en los mercados. Menos mal que encontré de casualidad unos buenos ejemplares y no dudé en llevármelos a casa, pues tenía claro que quería hornear algún postre con esta fruta. Esta receta de tarta fina de naranja sanguina y avellana es toda una delicia, y muy sencilla de elaborar.

A mí me gusta mucho el sabor de las sanguinas, pero si vuestra fruta es demasiado ácida se podrían caramelizar ligeramente antes de colocarlas en la masa de la tarta. Pero si las cortamos finitas, retirando la parte blanca, y las espolvoreamos con azúcar moreno, para mi gusto no hace falta más. La avellana molida aporta un toque estupendo a la masa, aunque se puede omitir si no tenemos a mano.

Ingredientes para un molde de unos 24 cm de diámetro100 g de harina de repostería, 30 g de harina integral, 10 g de avellana molida (o sólo 40 g de harina integral) 100 g de azúcar, 1 sobre de azúcar vainillado (2 cucharaditas) 1 huevo L, 1/2 cucharadita de levadura química (impulsor), 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico, 1 pizca de sal, 45 g de mantequilla sin sal, 3-4 naranjas sanguinas, 2 cucharadas de azúcar moreno.Cómo hacer tarta fina de naranja sanguina y avellana

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde redondo bajo, o cubrir el fondo con papel sulfurizado. Colocar en un recipiente la harina, la harina integral, la avellana molida, el azúcar, el azúcar vainillado, la levadura química, el bicarbonato sódico y la sal. Mezclar bien con unas varillas.

Añadir el huevo y la mantequilla cortada en trozos. Batir ligeramente con las varillas y a continuación mezclar a mano, estrujando bien la masa para incorporar la mantequilla, hasta obtener una masa homogénea, algo pegajosa pero maleable. Colocar en el molde, apretando bien, dejando ligeramente más gruesos los bordes.

Pelar las naranjas sanguinas a lo vivo, sin dejar demasiada parte blanca y desechando los posibles huesos. Cortar en láminas no muy gruesas. Distribuir en el molde, cubriendo la máxima superficie posible. Espolvorear con azúcar moreno y añadir un par de cucharadas de crocanti de avellanas o almendras. Hornear durante unos 45-50 minutos.

View the Original article