Archivo de la etiqueta: cerveza

Receta de reo asado con cerveza

E-mail Me gusta

El reo, ese delicioso pescado muchas veces desconocido en nuestras pescaderías, posee un sabor entre trucha y salmón muy agradable al paladar y que si nunca lo habéis probado no sabéis lo que os estáis perdiendo. Así que hoy os propongo una receta de reo asado con cerveza muy sencilla, y en donde podéis apreciar todas las cualidades de este exquisito pescado.

Yo en esta ocasión debo confesaros que he sido una privilegiada, pues el reo que preparé era una variedad salvaje, concretamente pescado en alta montaña, así que os podéis imaginar que lo ensalce, pero ahora cada vez más, por lo menos en las pescaderías del norte, ya se ven a vender de acuicultura, por lo que os invito que si nunca lo habéis cocinado que lo preparéis la próxima vez que lo veáis.

Ingredientes para cuatro personas1 reo de 1 kilo y medio, 3 cebolletas, 100 g de panceta curada de buena calidad, 40 ml de aceite de oliva, 250 ml de cerveza, 2 cucharadas soperas de zumo de limón, sal, perejil y pimientaCómo hacer reo asado con cerveza

Comenzaremos precalentando el horno a 200 grados con calor arriba y abajo. Mientras, limpiamos las vísceras del pescado, lo lavamos con agua fría y secamos con un papel de cocina. Lo salpimentamos por la parte de dentro.

Cortamos en lonchas las cebolletas y las salteamos en una sartén con el aceite de oliva. Después cortaremos la panceta en dados, añadiéndole parte de ella en el interior al pescado.

En una fuente para asar al horno colocamos el reo encima de la cebolleta, añadimos los dados de panceta y lo tapamos con la tapadera de la fuente si esta tiene o bien con papel de aluminio. Horneamos de esta manera durante cinco o seis minutos, retiramos la tapa o el papel, añadimos el botellín de cerveza por encima del pescado así como el limón, y seguimos horneando durante otros quince minutos. Una vez que haya pasado el tiempo espolvoreamos con perejil fresco picado y servimos muy rápidamente.

View the Original article

Costillas de cerdo asadas con cerveza. Receta

E-mail Me gusta

Ya os dije cuando hablaba del libro Tapas Revolution de Omar Alligbhoy que una de las recetas que más me había apetecido hacer era la de las costillas de cerdo asadas con cerveza así que en cuanto tuve tiempo para comprar, me agencié un costillar de kilo y medio y con él he preparado esta delicia.

Como indica Omar en su receta, este plato se puede hacer de principio a fin sobre el fuego convencional o hacer la mitad de la receta en los fogones y después terminarla en el horno, como hice yo. En mi opinión es la mejor opción porque el horno da un toque crujiente al exterior de las costillas que se agradece a la hora de comerlas.

Ingredientes para 4 raciones1 kilo y medio de costillas de cerdo, cortadas para separarlas, 1/2 cebolla, 3 dientes de ajo, 3 patatas, 200 g de chistorra o de chorizo fresco, 100 g de panceta o bacon, 1 cerveza, 1 cucharadita de pimentón, ramas de tomillo fresco, 1 hoja de laurel, 2 cucharadas soperas de miel, aceite de oliva, salCómo hacer costillas de cerdo asadas con cerveza

Lo primero que hacemos es dorar las costillas de cerdo en una fuente grande de horno, dejando que se vayan haciendo al fuego con un poco de aceite de oliva. Mientras se doran, vamos pelando las patatas y cortándolas en trozos irregulares, y cortamos la cebolla en gajos.

Añadimos la cebolla, la panceta y la chistorra cortada en trocitos y rehogamos todo junto para que no quede nada en crudo. En ese momento, incorporamos las hierbas, el pimentón y la miel, removiendo todo junto. Enseguida añadimos las patatas y la cerveza y lo dejamos cocer durante unos 5 minutos, preferiblemente tapado.

Aprovechamos ese tiempo para ir precalentando el horno a 170ºC y allí las asamos durante unos 45 minutos, hasta que estén bien doradas, la cerveza se haya evaporado y las patatas hayan quedado en su punto, tiernas por dentro y algo crujientes por fuera.

A mitad de la cocción, es decir a los 20 minutos aproximadamente, damos la vuelta a las piezas. En los últimos cinco minutos podemos subir el horno a 200ºC y regar las piezas con el líquido que aún quede, o añadir un poco más de agua para terminar de dorarlas al gusto.

View the Original article

Cata de cerveza Estrella Galicia Pilsen, refrescante decepción

Es una cerveza dorada pálida, muy trasparente, con espuma escasa y débil a pesar de una carbonatación abundante, de espuma un tanto tosca, que hace que no luzca especialmente atractiva en la copa. Entre los ingredientes se encuentra el maíz, un adjunto no muy valorado por la mayoría de cerveceros (está prohibido por la ley alemana de pureza) que aclara el color y baja el cuerpo sin aportar sabor.

Cata de cerveza

Al acercarnos la cerveza a la nariz notamos el ligero burbujeo del carbónico, y saltan notas verdes del lúpulo muy por encima de la malta, que apenas se percibe. En boca es muy ligera, quizás demasiado, sin apenas rastro del amargor del lúpulo y con sólo un pequeño regusto que resulta refrescante e invita al siguiente trago. La carbonatación, por contra, está muy presente, hasta el punto de resultar excesiva.

Resumiendo, la cerveza Estrella Galicia Pilsen, sin ser una cerveza mala, no está a la altura de otras cervezas de la marca. Es cierto que las cervezas tipo Pilsen son más suaves que las lager a las que estamos acostumbrados por estos lares, pero eso no quiere decir que sean insulsas. Cualquier comparación con alguna Pilsen checa o alemana (incluso una Staropramen o una Krombacher) la hace palidecer.

Estrella Galicia Pilsen

Cerveza tipo Pilsen
4,7% Vol.
Nota: 5

Más información

View the Original article

Pollo a la cerveza con almendras y azafrán #elasaltablogs

Ingredientes; 
1 Pollo troceado, 1 puñado de almendras al natural, Ajo, Chanpiñones (opcional), 1 lata de cerveza, lairel, sal, pimienta, azafrán en hebra, Aceite de oliva Virgen de la Cooperativa San Juan Bautista de Aldeahermosa de Montizón.

View the Original article

Bière, Birra, Beer, Bier… entonces, ¿la palabra “cerveza” de dónde viene?

Cuántas veces habremos usado o escuchado esta expresión. Seguro que muchas. Birra es la palabra italiana para cerveza. O “one Beer please!” en su versión anglosajona. O “Ein Bier bitte!” en alemán. En casi toda Europa se usan palabras derivadas de “Bi-algo”. Incluso hasta en el idioma universal, el esperanto, la palabra es “Biero“.

View the Original article

Salchichas de queso a la cerveza

Las salchichas están consideradas a veces como un alimento poco saludable, sin embargo, nos encanta a la gran mayoría de personas. Se pueden cocinar de muchas maneras, asadas, cocidas, fritas, pero hoy os planteo hacerlas en una rica, pero sencilla, salsa a base de cerveza.

La combinación de una buena salsa con salchichas tradicionales es otra manera rica de degustarlas. La cerveza está considerada beneficiosa para la prevención de enfermedades cardiovasculares, óseas y neurodegenerativas, siempre y cuando se tome con moderación.

Ingredientes10-12 salchichas de queso.1 cebolla pequeña.1 copa de cerveza.Aceite de oliva.Preparación

En primer lugar, pondremos una sartén al fuego junto con un buen chorreón de aceite de oliva. En ella, colocaremos las salchichas de queso enteras y las vamos salteando. Pasados unos minutos que ya estén cocinadas las retiraremos de la sartén.

Mientras, vamos pelando y picando la cebolla muy finamente. Este picado lo pocharemos en la misma sartén donde habíamos salteado las salchichas. Dejaremos que se poche bien la cebolla hasta coger un tono dorado.

Por último, incorporaremos la cerveza a la sartén y la dejaremos reducir unos minutos. Después, agregaremos las salchichas a la salsa y dejaremos cocinar unos minutos más a fuego lento.

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación 5 minutos

Tiempo de cocinado 10 minutos

Tiempo total 15 minutos

Kilocalorías por ración 269

ComentarCategorías Montaditos, Tapas y PinchosEtiquetas salchichas, Salchichas en cerveza, Salchichas en salsa de cerveza

View the Original article

Judas, una cerveza traicionera

Comentarios 2 Me gusta 0 Tweet

Haciendo honor a su nombre, Judas es una cerveza traicionera, y no porque no esté todo lo buena que su cuidado diseño y su precio anuncian, sino porque esconde bastante bien un alto grado alcohólico que notaremos sólo cuando vayamos a levantarnos de nuestro asiento.

Ahora parte del grupo Heineken, Judas tiene su origen en una cervecería Saint Michel de Waarloos, en Bélgica, allá por el año 1880. Se trata de una cerveza rubia belga de fermentación alta (tipo ale), similar a las tripel en ciertos aspectos, aunque no se trata de una cerveza de abadía, sino una ale dorada belga, con doble fermentación y guarda en botella.

Diseño y aspecto

El diseño de la botella y la etiqueta no hacen sino enfatizar el carácter malévolo que el nombre de esta cerveza sugiere, y la verdad es que la combinación de las letras rojas sobre la etiqueta negra lo consigue con creces.

En copa —mejor de tulipa que la que yo he usado— parece mucho más inofensiva, pues presenta un color ámbar claro con tonos de oro viejo y una transparencia casi absoluta, así como una espuma blanca, consistente y persistente, sostenida por un abundante carbónico, que si bien acaba desapareciendo con el tiempo, se queda adherida a las paredes de la copa.

View the Original article