Receta de madeleines de almendra

E-mail Me gusta

Siempre me ha llamado la atención que lalgunos angloparlantes consideren a las madeleines una especie de galleta, aunque seguramente sea por su característica forma de pequeñas conchas. En cualquier caso, estas madeleines de almendra son un bocado delicioso.

Una buena madeleine tiene que tener sabor a buena mantequilla, una capa dorada y ligeramente crujiente por fuera, y una miga muy esponjosa y suave. La almendra molida mezclada con la harina ayuda a crear una textura y un sabor fantásticos

Ingredientes para 10 madeleines75 g de mantequilla sin sal, 2 huevos L, 80 g de azúcar, 50 g de harina de repostería, 50 g de almendra molida, 1 pizca de sal, 1/4 cucharadita de levadura química, 1/4 cucharadita de esencia de vainilla.Cómo hacer madeleines de almendra

Derretir la mantequilla y dejar enfriar un poco. Disponer los huevos en un cuenco y batirlos ligeramente. Añadir el azúcar, la vainilla y la sal y batir usando una batidora de varillas, hasta que quede esponjoso. Incorporar la harina, la almendra molida y la levadura química, y batir un poco más.

Agregar por último la mantequilla derretida y mezclar hasta conseguir una masa homogénea. Tapar con film y dejar reposar en la nevera como mínimo 30 minutos. Precalentar el horno a 180ºC y engrasar con mantequilla una bandeja con moldes de madeleines.

Repartir la masa llenando casi hasta arriba los huecos. Hornear durante unos 8-10 minutos, hasta que se hayan dorado por encima y al pincharlas con un palillo salgan limpias. Esperar un par de minutos, desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

View the Original article

Cómic, dulces y aperitivos protagonizan sorprendentes pinturas hiperrealistas

E-mail Me gusta

No he podido evitar acordarme de la recién inaugurada exposición de arte pop en el Museo Thyssen al econtrarme con el trabajo de este autor. Y es que los cómics, dulces, golosinas y aperitivos forman parte de la cultura popular, que aquí se unen para protagonizar sorprendentes pinturas hiperrealistas.

Son obras del artista estadounidense Doug Bloowoth, que demuestra un dominio perfecto de las técnicas de pintura más tradicionales al plasmar en lienzos, usando óleo y pinceles, estampas que podrían confundirse con fotografías o con arte digital. En esta serie el autor apuesta por evocar la nostalgia en el espectador, con elementos que nos llevan a la niñez.

View the Original article

Crêpes de plátano y mermelada de albaricoque. Receta de postre

E-mail Me gusta

Ya os dije que una de las ventajas de hacer crêpes es que una vez preparada una buena torre, ésta se puede congelar y por eso, con los que me sobraron al hacer los crêpes de pollo, puerro y maíz, he preparado una deliciosa receta de postre, unos crêpes de plátano y mermelada de albaricoque.

Para hacerlos, basta sacar del congelador los crêpes y dejarlos a temperatura ambiente durante un cuarto de hora. Y con este relleno especial, tenemos lista un postre fácil y rápido que se prepara como veréis ahora, en unos minutos.

Ingredientes para 4 personas8 crêpes (125 g de harina, 2 huevos, 25 g de mantequilla, 250 g de leche y una pizca de sal. Mantequilla para cocinarlas)Para el relleno 3 plátanos y 4 cucharadas de mermelada casera de albaricoque o de melocotónCómo hacer crêpes de plátano y mermelada de albaricoque

Para hacer las crêpes, mezclamos la harina con los huevos y vamos incorporando poco a poco la leche y la mantequilla derretida. Dejamos reposar la masa resultante media hora en la nevera. Hacemos las crêpes poniendo un cucharón de masa en la sartén bien caliente y los vamos apilando según los terminemos.

Si usamos crêpes congelados de otro día, los descongelamos lentamente a temperatura ambiente. Luego será suficiente con pasar cada crêpes por la sartén durante 30 segundos por cada cara para tenerlos como recién hechos.

Para preparar el relleno cortamos los plátanos en rodajas y los salteamos en una sartén con una cucharadita de mantequilla o aceite. No los dejamos demasiado tiempo para que no se deshagan. Cuando empiezan a derretirse, añadimos la mermelada.

Salteamos el conjunto hasta que se amalgamen un poco los dos ingredientes y reservamos. En otra sartén, calentamos 30 segundos las crêpes de una en una y cubrimos la mitad con el relleno, doblándola y sirviéndola inmediatamente.

View the Original article

Cocina las letras con El Principito. Un libro infantil español gana el Gourmand World Cookbook Awards

E-mail Me gusta

Cocina las letras con el principito, es un bonito libro infantil, que aúna recetas de cocina, con instrucciones de geografía y lecciones de filosofía derivadas del libro El Principito de Antoine de St.Exupéry, que reciemente ha ganado el premio Gourmand World Cookbooks Award.

Redactado por Lourdes Soriano Benítez de Lugo con ilustraciones de Ángela de la Garma, es un libro que pretende estimular la creatividad de los niños, así como ayudarles a mejorar su ortografía a través de las ilustraciones de la palabra analizada, un método llamado ortografía visual.

View the Original article

Lechugas LED de bajo consumo y alta productividad

E-mail Me gusta

Desde hace mucho tiempo que se vienen utilizando iluminación artificial para cultivar plantas. Junto con la necesaria luz, también se suministran a la planta el resto de los nutrientes y el agua. Se conocen como cultivos hidropónicos. De momento, su aplicación para la producción de alimentos estaba muy limitada porque los costes de producción no merecían la pena. Sin embargo, parece que las cosas pueden empezar a cambiar gracias a la tecnología LED (Light-Emitting Diode), que seguro que alguno ya tenéis en casa.

Ventajas del cultivo hidropónico con LED

Cultivar sin utilizar un terreno puede tener ventajas. Sobre todo, si tenemos en cuenta que las estimaciones de crecimiento de la población mundial es que llegaremos a unos 10.000 millones de personas para 2050, y esas son muchas bocas que alimentar. Al utilizar cultivos de este tipo podemos cultivar en altura. Es decir, podemos poner las plantas en distintos niveles y sobre un mismo espacio, cultivar una o muchas especies diferentes.

Además, podemos ser capaces de evitar que sequías, inundaciones, plagas, etc… afecten a la producción. Eso hace que se pierdan menos cosechas y que seamos más eficientes en la producción de alimentos, desperdiciando mucha menos cantidad en origen. Todo esto llevaría a una mayor producción y mejores precios para los consumidores. El problema es que hasta ahora no salían las cuentas.

Cultivo de Alta Tecnología con LED

View the Original article

Lechugas LED de bajo consumo y alta productividad

E-mail Me gusta

Desde hace mucho tiempo que se vienen utilizando iluminación artificial para cultivar plantas. Junto con la necesaria luz, también se suministran a la planta el resto de los nutrientes y el agua. Se conocen como cultivos hidropónicos. De momento, su aplicación para la producción de alimentos estaba muy limitada porque los costes de producción no merecían la pena. Sin embargo, parece que las cosas pueden empezar a cambiar gracias a la tecnología LED (Light-Emitting Diode), que seguro que alguno ya tenéis en casa.

Ventajas del cultivo hidropónico con LED

Cultivar sin utilizar un terreno puede tener ventajas. Sobre todo, si tenemos en cuenta que las estimaciones de crecimiento de la población mundial es que llegaremos a unos 10.000 millones de personas para 2050, y esas son muchas bocas que alimentar. Al utilizar cultivos de este tipo podemos cultivar en altura. Es decir, podemos poner las plantas en distintos niveles y sobre un mismo espacio, cultivar una o muchas especies diferentes.

Además, podemos ser capaces de evitar que sequías, inundaciones, plagas, etc… afecten a la producción. Eso hace que se pierdan menos cosechas y que seamos más eficientes en la producción de alimentos, desperdiciando mucha menos cantidad en origen. Todo esto llevaría a una mayor producción y mejores precios para los consumidores. El problema es que hasta ahora no salían las cuentas.

Cultivo de Alta Tecnología con LED

View the Original article

Receta de atún con berenjena y tomatitos

E-mail Me gusta

Creo que ya he comentado alguna vez que mi forma favorita de cocinar el pescado es al horno o a la plancha – más recomendable en esta época -. Sin embargo, me tengo que recordar de vez en cuando que guisado con otros ingredientes también sale riquísimo, como en esta receta de atún con berenjena y tomatitos.

La preparación es de lo más sencilla y no requiere mucho tiempo, aunque a la hora de cocinar la berenjena recomiendo, si se tiene tiempo, bajar el fuego al máximo y dejar que se haga lentamente. En cualquier caso, es una forma estupenda para incorporar verduras al pescado en una misma receta.

Ingredientes para 2-3 personas1/2 cebolleta, 1 berenjena, 200 g de tomates tipo cherry variados, 300 g de filetes de atún, 1/2 vaso de vino blanco, 1/2 cucharadita de pasta de guindilla, 1 vaso de caldo o agua, sal, pimienta negra, albahaca y aceite de oliva virgen extra.Cómo hacer atún guisado con berenjena y tomatitos

Picar la cebolleta y cortar la berenjena en cubos pequeños. Calentar un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén y pochar la cebolleta unos minutos. Incorporar la berenjena, salpimentar y saltear unos 10 minutos a fuego medio.

Incorporar los tomatitos, partidos por la mitad si son algo grandes, y regar con el vino blanco. Agregar la pasta de guindilla, remover bien y cubrir con el caldo o agua. Llevar a ebullición, tapar y dejar cocer a fuego medio-bajo unos 10-15 minutos.

Destapar y remover. Continuar la cocción unos minutos más hasta que las verduras estén bien cocinadas. Añadir el atún troceado, tapar y cocinar unos pocos minutos más, hasta que el pescado esté en su punto. Salpimentar y agregar unas hojas de albahaca picada.

View the Original article